• NOTICIAS DE LA ESCUELA

  • CALENDARIO

    There are no upcoming events.

  • La Escuela Charter Montessori de la Ciudad de Nueva York (NYCMCS)

    Es probable que usted esté visitando esta página porque está al tanto del reconocido enfoque educativo Montessori – pero le intriga que este audaz y exitoso enfoque ahora está disponible en una escuela pública.

    Sí, finalmente los métodos de enseñanza Montessori están disponibles en una escuela pública de Nueva York – pero el ambiente de esta escuela pública es totalmente distinto a cualquier experiencia que alguna vez haya tenido usted o su hijo. Las diferencias del enfoque Montessori son sorprendentes, y puede explorarlas aquí:

    Breve historia
    La doctora María Montessori comenzó su carrera como educadora en el año 1904 en lo que hoy se consideraría un entorno de educación especial. Montessori fue una de las primeras mujeres que recibió el título de médico en Italia y le asignaron trabajar en un asilo para los niños “discapacitados”. Sus observaciones de los niños con discapacidades la llevaron a desarrollar un enfoque único aplicable a cualquier niño, y un programa de formación de profesores, que han ganado aceptación mundial durante el siglo pasado.

    ¿Aulas sin pupitres?
    El modelo Montessori NO se basa en un maestro en frente de 20, o más, estudiantes. Nuestras aulas son simples, están despejadas y divididas en áreas específicas de aprendizaje que proporcionan al niño un nivel de descubrimiento totalmente nuevo. Aquí los días de clase duran más tiempo y todas las aulas Montessori cuentan con DOS maestros – para poder ofrecer mejor instrucción y atención uno-a-uno.

    “¿Dónde está el acostumbrado timbre escolar?”
    En Montessori los padres inmediatamente notan la ausencia del timbre escolar. El rigor de Montessori está en el trabajo, el cual se basa expresamente en el nivel de desarrollo propio de cada niño – y no en la adhesión a modelos de la vieja escuela que fueron diseñados para una educación “producida en masa”. Aquí, se trata de aprendizaje mediante práctica – no por libros de texto.

    Aulas de edades mixtas
    El aprendizaje entre pares es muy poderoso. Los niños tienen una tendencia natural a ayudar a sus pares de menor experiencia y por esto Montessori promueve la interacción entre niños de diferentes edades. Observar a un niño de segundo grado guíando a un compañero de primer grado en la resolución de un problema de matemática es una experiencia emocionante – y un ejemplo sublime de la política Montessori del “aprendizaje pacífico, respetuoso, y conciente.” Y las aulas de edades mixtas ofrecen a los niños mayores una oportunidad única de desarrollar sus habilidades de liderazgo, y de consolidar su aprendizaje al tener que explicarlo.

    ¿Por qué el Bronx?
    Elegimos el Bronx porque creemos firmemente que una educación que atiende a las diferencias individuales es una excelente opción para niños en zonas que son típicamente de bajo rendimiento. Montessori es una fuerza alentadora y positiva para los niños en este barrio.

    “Plan de estudios para la Paz”
    Es poco probable que usted escuche este término en una escuela pública típica. El “plan de estudios para la paz” incluye un tono de voz intencional – tanto para el profesor como para el estudiante. Promueve el respeto hacia los demás y su trabajo, la resolución de conflictos a través de la discusión abierta, y la sensibilización hacia la comunidad y el lugar donde vive el niño. Además de las lecciones académicas, Montessori también cree firmemente en la importancia de dar lecciones de vida.

    ¿Qué tiene que ver el arte con la matemática, el lenguaje o la ciencia?
    En Montessori, todo. Los estudiantes aprenden a apreciar la belleza de una máscara de papel maché hecha a mano, así como el arte en una frase bien formulada o en una solución matemática. No se trata de memorizar fechas, hechos y cifras – más bien se trata de entender cómo pensar, explorar libremente y colaborar con otros para resolver problemas.

    Materiales concretos que representan lo abstracto
    “A través de las manos se llega al cerebro” es un principio importante de Montessori. Hay investigaciones que lo han confirmado. Se ha demostrado que el niño debe interactuar con objetos reales, debe tener tiempo para investigar y poner ideas a prueba, y debe discutir esas ideas con otras personas para poder construir conexiones mentales eficaces. El enfoque Montessori utiliza una amplia gama de materiales concretos que han sido especialmente diseñados para representar conceptos abstractos, sobre todo en matemáticas y artes del lenguaje. Este modelado físico asegura la internalización de representaciones mentales más precisas y logra un aprendizaje mucho más potente.

    ¿Y los exámenes/pruebas/tests?
    El método Montessori es flexible, fluido y único, sin embargo, nunca obviamos la necesidad de pruebas adecuadas. Le aseguramos que la NYCMCS cumple con las metas de logro académico de los Estándares del Estado de Nueva York. El cumplimiento de estos estándares es un componente clave de la educación que se ofrece en la NYCMCS.

    Éxito comprobado
    El éxito de la educación Montessori ha sido bien documentado en Estados Unidos y en todo el mundo: los niños de escuelas Montessori han demostrado resultados superiores en su educación, mejor desempeño en pruebas estandarizadas, interacciones sociales más positivas, y una cognición social y control ejecutivo más avanzados. También son personas que se preocupan más por la equidad y la justicia, son más creativos en su escritura y tienen una idea más positiva de comunidad en sus escuelas.